lunes, 28 de marzo de 2016

Recuerdo de infancia -Cesar Angulo

Mamá me vio llorar un día
y dijo que pronto se me pasaría
me limpió la cara
me abrazó

eso hago cada vez 
que me convierto en herida

la recuerdo
limpio mi cara 
y abrazo sus palabras

esto pronto pasará
quizá mañana
o en un año Mamá.


martes, 19 de enero de 2016

El día que murió Chaves

Aparto el plato de la mesa, miro las noticias escéptica y me pasa un espasmo por la espalda, será posible?, vení a ver niña, pero me levanto de la silla y apago la tele de golpe.

Por otra parte tengo un presentimiento que a él esto le tomó desprevenido,  no le consedieron  ni unos minutos  para redimirse.

Una platina ingrata y helada, un patólogo que lo examina, la sala se  atormenta por  el llanto de una mujer con velo de encaje dentro de un fino sombrero de luto;  esos lamentos erizan hasta  la piel sin vida del muerto.

Peor aún es que ya no le llaman por su nombre, ahora es "el cuerpo" y al cuerpo se le prepara como es debido, elegante y sin mancha que arruine una reputación de difunto impecable, luego habrá de deambular en un un maltrecho carro, se angustia al pensar que ahora lo miran como una estopa de restos humanos, sin alma que lo defienda.

Así que se rebela y con un puñado de familiares y cientos de fanáticos, bajo el sol más incesante, prefiere guiar a la comitiva.

A mil costos y a pie, porque usted sabe que los muertos no conducen.

Sin el rigor mortis de ayer, 
llegó hasta el hoyo donde se ahogará. Lo mira con miedo, pensando adonde se dirige, si al Limbo de los creyentes como le enseñó su madre o si al mismísimo infierno.

Se limpia el sudor de la frente y se lanza, con el pecho hinchado de orgullo... Hugo Chaves no quizo ser transportado en un carro funerario.

------------------------------------------
Inspirada en la muerte de Hugo Chaves el 5 de marzo del 2013.

sábado, 16 de enero de 2016

Teologías - Por Victor Rodriguez poeta cubano

Creeme 
         Santo Tomás 
                     Dios no existe
Lo prueban el dolor y
                      sobre todo
las llagas de Jesus

(Grafitti
       —para ser
escrito sobre el muro enjalbegado
de la Calle Treintiseis
en la Gran Ciudad del Aguila Negra)
No creo en Dios
                pero Dios cree en mí.

El Último A La Feria -por Victor Rodriguez Nuñez

Sobre la mesa
            larga y amarilla
dice toda la casa seis
El tazón de café y los claveles.

Así lo dispusieron 
Doña Leo y Dios
           ese gran matrimonio
del que soy hijo único
sin ser ni posesivo ni malcriado

(El ha tenido
            todas mis plegarias
y ella le da palo a mis camisas
para enmendarme de los muchos pecados 
caso siempre mortales)

El café me hace
              sus señales de humo
Yo lo cubriré con esa crema
Hecha de insomnio
             que es su negación
Los claveles
        como decirles algo 
realmente digno sobre los claveles?
Sobre todo si están recién cortados
si yo los salvaré.

"Desayuno con ángeles"

sábado, 26 de diciembre de 2015

Tormenta

Esta crisis 
vuela de madrugada
y aterriza 
en el páramo seco,
con lunas negras
y coyotes hambrientos.

Luego se posa en mí revoloteando 
y perturba mi cabeza.

No quiero llamarlo
por su nombre, pues
esta horrible crisis me retuerce la piel mezquina,  punzante.

La tormenta, los vendavales, el odio, 
llueven como los temporales
de noviembre 
sobre esta mente inquieta.

Me niego a ponerle nombre al
que se aproxima en el horizonte 
como un pájaro oscuro 
y con sombrero.

Me niego también a maldecir
y escupir sombria.

    Algunas veces,
       he llegado a creer

              que ya he besado al
              mismisimo infierno.
.

domingo, 13 de diciembre de 2015

San José de noche hace 30 años

Ayer mataron a John Lenon,
las calles dormían con su música,
al ritmo de tipos con mostachos enredados
cayéndole a punta de estúpidos piropos
a alguna muchacha.

Más cerveza y el bartender 
limpia los vasos en la barra del bar,
mientras van las chicas con sus modas plásticas.

Mi madre no se cura su maña de poner el
maldito noticiero a las 5 de la mañana
justo cuando yo me aferro en vano a mi cuarto oscuro y cálido.

La vecina siempre sale con un traje de
lentejuelas al calor del cénit
acompañada del ave maria cantada en la radio.

Los años me caminan por san José de noche,
yo vomito toda esta parodia,
me voy al colegio borracha de sueño
mientras recuerdo la voz del locutor insaciable
contando que hoy lloverá y
que en Colombia han matado al mismísimo zar.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Oh My Heart -REM- /dientes de león

Mi corazón es un león hambriento
que camina
por las sabanas junto a los cachorros 
de hiena.

Y si lo soplas sale volando disparando
pistilos al aire.

Voy buscando un antídoto que sociegue
este mi fuego interno,

y cierre mis ojos como manso animal,

me recueste apacible en la espuma del mar

junto a las caracolas.

miércoles, 20 de mayo de 2015

Roque Dalton

Poeta salvadoreño quien cumple 40 años de su muerte. Traicionado y asesinado por sus luchas contra el gobierno opresor. Aquí un estracto de uno de sus poemas. “Tu desnudez derriba con su calor los límites, me abre todas las puertas para que te adivine, me toma de la mano como a un niño perdido que en ti dejara quieta su edad y sus preguntas”

sábado, 9 de mayo de 2015

Errante

Hoy amanecí errante
dejando latidos
por las calles.

Voy también respirando
memorias de pájaros
en la ciudad que me canta
arrullos.

Ahi estabas vos,
estrella del Nacimiento,
mirando mis aves inquietas.

Yo sigo errante por callejones
junto con mi noche que transita.

Sola y acarreando deidades,
pájaros, silencios oscuros
y sin gentes que me consuelen
y espanten al mismo tiempo.

El turno de Los Dioses

No ha llegado el turno de mi abuelo

de componerle versos idos y extraños.


Él que tuvo dioses a medias,

luego lanzó un hechizo

y convirtió a los dioses

en hijos e hijas

perdidos entre pastos y ríos.


Doña Leticia se le murió

varios siglos antes

en medio de pupas de oruga.


Y de repente un día,

amaneció viejo y llorando.


Mientras tanto,

90 años no se sienten

si uno ya sepultó a fuerza su pasado

Hada

La abuela se convertia
en hada
o en pájaro.

Cuando yo estaba nena, ella
volaba con magia en los ojos.

Yo le pedia tres deseos
y el bosque crujia
y se desataba la tormenta electrica.

Luego crecí
y la abuela ya no era
un ave ni podia pedirle deseos.

Descubrí en su lugar,
una anciana de ojos negros
que cuando levantaba sus brazos,
no volaba...

Tan solo se convirtió en anciana...
Y luego murió.

Creo que fui ahi
donde en realidad
alzó en vuelo.

martes, 6 de enero de 2015

Mi Parque De Flores

Ayer soñé que maté a mi padre,
Y por la mañana me doy cuenta que
no fue cierto,
es una jugada de
mi mente engañosa,
Porque sigue ahi,
indoloro,
justo,
y consciente.

Llego el lunes
al boulevar de los adoquines de
colores,
no lo encuentro
y creo que fue a navegar
las constelaciones austeras.

Me detuve al pie de una calzada
y en eso lo veo
silencioso por las avenidas
y el parque de las flores ...

Me levanto y corro hacia él...
lo saludo, lo abrazo,
qué tonta me he sentido.

Mi padre en realidad
es mi abuelo
y no mi padre.

Pero me conozco tan bien,
sabiendo que mañana
repetiré esta misma historia.

jueves, 7 de agosto de 2014

Mi libro de temporada: No One is Here Except All of Us


http://i.imgur.com/qNVMR.png


Me ha gustado mucho el tipo de narrativa de Ramona Ausubel en esta novela, produce una intriga, no se sabe que va a pasar a continuación conforme se avanza en los capítulos que sigue.  

Por momentos se vuelve muy fantasiosa e incoherente.  Es decir, a quien se le ocurriría que un pueblo decida, en vista del inminente peligro de Hittler, dejar el viejo mundo atrás y comenzar uno nuevo, algo así como un génesis.

Conforme avanza la novela, de lo fantasioso se va transformando en una historia llena de intriga y cierta ternura.  Donde por ejemplo, surgen detalles como el personaje  que llaman "the extranger" sigue siendo llamado así a lo largo de los años y nunca se devela su verdadero nombre.

Les dejo el review tomado del sito Goodreads.com


In 1939, the families in a remote Jewish village in Romania feel the war close in on them. Their tribe has moved and escaped for thousands of years- across oceans, deserts, and mountains-but now, it seems, there is nowhere else to go. Danger is imminent in every direction, yet the territory of imagination and belief is limitless. At the suggestion of an eleven-year-old girl and a mysterious stranger who has washed up on the riverbank, the villagers decide to reinvent the world: deny any relationship with the known and start over from scratch. Destiny is unwritten. Time and history are forgotten. Jobs, husbands, a child, are reassigned. And for years, there is boundless hope. But the real world continues to unfold alongside the imagined one, eventually overtaking it, and soon our narrator-the girl, grown into a young mother-must flee her village, move from one world to the next, to find her husband and save her children, and propel them toward a real and hopeful future. A beguiling, imaginative, inspiring story about the bigness of being alive as an individual, as a member of a tribe, and as a participant in history, No One Is Here Except All Of Us explores how we use storytelling to survive and shape our own truths. It marks the arrival of a major new literary talent.  


http://graphics8.nytimes.com/images/2012/02/05/books/review/Ciabattari/Ciabattari-articleLarge.jpg











jueves, 26 de junio de 2014

Poeta danés: Sueño sobre mi madre

En la nieve junto a la parada del autobús
encontré a mi madre
oscura, dura
y frágil como un pedazo de carbón
así que la nieve aún me cegó más.

Cuando logré ver de nuevo
apenas pude distinguirla
de lo que ahora se ha convertido en sucio
barrizal.

Trató de levantarse pero no pudo
y yo no podía llegar hasta ella
porque estaba durmiendo en un país
extranjero.

"Ahora entiendo lo que quieres decir -dijo-
cuando dicese que cuando uno regresa
nunca vuelve a la misma casa
aunque uno solo haya estado en la tienda de abajo.

Algo ha cambiado. Otro ha vivido ahí.
Y el que probablemente sea uno mismo
no tiene la más mínima importancia.

Las cosas han cambiado de sitio de manera
que crean
un espejo deformado
o posiblemente sea un telescopio
en todo caso uno se ve a sí mismo
lejos, muy lejos".

No conteté porque me había puesto a
pensar
en la estrecha calle de atrás
la que siempre estaba a oscuras, la tienda
del sótano
en el número 18.  "Qué vendian allí en realidad?
Tengo que averiguarlo", pensé.
"Y la calle de atrás, cómo se llamaba?
La calle del Deseo de sueño o el callejón del Perrito?"

Entonces las personas de la parada
empezaron
a entrar en mí una tras otra.

Sus ropas estaban frías y olían mal
a inviernos de la primera mitad del siglo
y sus alientos me producía náuseas.

Allí donde el camino se dividía en tres,
a Odense
a Mexico y al siglo dieciocho
me equivoqué de carretera y caí con el
coche en el abismo negro
y me desperté bajo brillantes olivos
abarrotados de cigarras

cuyo estrépito ha tenido que poner en
marcha mi sueño
sobre raíles y  ruedas metálicas.

Y la sirena estaba a mi lado tumbada
con algas en el pelo tal como la recordaba.
Henrik Nordbrandt /Dinamarca 1945

lunes, 16 de junio de 2014

Uganda


Uganda
Dedicado a Sam Childers  (el predicador revolucionario)

Anoche  tuve miedo 
y mi alma temblaba
como un sismo en el trópico;
soñé que en mi cama
a mi lado estaba
un tal Joseph Kony,
acariciando una metralleta.

Creo que  no estoy triste,
aunque tengo un lloro
vacío y sin lágrimas  
muy dentro;

Si mi corazón 
se exprimiera como un trapo, seguro regaría aguas marinas
en lugar de sangre.

Anoche soñé también 
con Sam Childers
y  Joseph Kony;
que se sentaron
a jugar un pulso
en lo alto de una colina
de Uganda.

Sam vomitaba
balas de fuego
contra la LRA.

Aquí sigue Uganda
donde tengo
mucha gente desperdigada
en masacres oscuras,
malolientes.

Y Sam Childers
quien agita iracundo
su guitarra de fuego.