lunes, 13 de febrero de 2017

Cambio de lugar

Estimados amigos,


Me he mudado recientemente a Wordpress.   Siempre verán el mismo contenido pero con un aspecto más nítido y una estética más cuidada.


Espero que me sigan por aquellas tierras.

https://thestandingtrees.wordpress.com/ 


Un abrazo a la distancia !



domingo, 12 de febrero de 2017

Ayer

Ayer necesitaba un abrazo fuerte
que resonara en el aire
con vibraciones envolventes 
que capturara este corazon mío,
porque a veces se quiere fugar.

Desee un abrazo latente con sonido de guitarra 
que se oiga mi desesperanza así como cuando uno se pone una caracola al oído
y escucha el océano, 
no importa si está bravo o en calma
solo de esperar que me contara algo.

Además le pedí a la caracola que me trajera un beso de tu boca húmeda y llena de verdades.

Ayer me besó la noche porque me encontró sola y sintió lástima,
así que me abrazó tibia mientras yo temblaba de frío helado aun sabiendo que en el trópico no pasan esas cosas.

De seguro esto venía de adentro
y necesitaba el fuego de la oscuridad 
que me arrullara hasta dormir.

Por Jill B.V

sábado, 11 de febrero de 2017

Cristina Peri Rossi -Uruguay-

Afrodita
Y está triste
como una silla abandonada
en la mitad del patio azul
Los pájaros la rodean

Cae una aguja

Las hojas resbalan
sin tocarla

          Y está triste
en mitad del patio
con la mirada baja
los pechos alicaídos
dos palomas tardas

Y un collar
sin perro 
en la mano
         Como una silla ya vacía.
---/---

Ca fosgari
Te amo como mi semejante
mi igual mi parecida
de esclava a esclava
parejas en la subversión
al orden domesticado

Te amo esta y otras noches
con las señas de identidad
cambiadas
como alegremente cambiamos nuestra ropa
y tu vestido es el mío
y mis sandalias son las tuyas

Como mi seno
es tu seno
y tus antepasadas son las mías

Hacemos el amor incestuosamente
escandalizando a los peces
y a los buenos ciudadanos de este
y de todos los partidos.

A la mañana, en el desayuno,
cuando las cosas lentamente vayan despertando

te llamaré por mi nombre
y tú contestarás
alegre,
mi igual, mi hermana, mi semejante.
---/---

Oír a Bach
es un insulto
si por mi puerta entran
los más diversos crímenes de la Historia
las más famosas infamias
la desgracia de mi madre

y este amor
que se cae como un espejo
tumbado por el viento.
--/--

Guillermo Fernández -Costa Rica -

11
Tu ausencia me borra el rostro.
Mis pasos en las calles.
Los nombres que sabía. 
Los miedos que tuve. 
Y dibuja nuevos miedos, nuevos rostros, 
extrañas callejuelas, 
cuyos nombres ya no sé, 
miles de letreros de un idioma
que no puedo pronunciar, 
cientos de soles que parecen los dolientes 
que me llevan al entierro.

Temo por mis pensamientos indebidos, 
insanos, como enredaderas sucias
en las paredes antiguas, 
son puras imágenes viejas, 
lastimosas imágenes de opresión, 
donde hay pájaros que vuelan y son cazados.
Donde hay paisajes que se oscurecen
y donde voy buscando un refugio.

Tu silencio me vuelve a mí sonriente.
Me río más de la cuenta, en medio de pocas risas, 
y me vuelvo a ver las manos 
cuando escucho carcajadas.

Me toco la piel, siento mis huesos, 
más que nunca
en medio de tu ausencia, 
asombrado de un cuerpo firme, 
como si me lo acabaran de coser al espíritu, 
a la pura vibración de los átomos.

Me acaricio en los baños, 
me gusta sentir que no soy de humo, 
como tu mirada, 
que busco tanto en la insoportable luz.

12.
Se me hace cotidiano ampararme en sombras,
sintiendo el corazón como un feroz pájaro
que me picotea entre las costillas,
hambriento de libertad, espantoso.

28
El terror de que todo entre en el olvido,
también será olvido.
Estas largas tardes donde hablo solo 
temiendo quedar sin tu memoria,
no serán ni siquiera rescoldos en el tiempo.
Este rencor vano que escupo en el agua llovida,
este llanto en el rincón del almanaque,
donde nadie puede verme, 
no serán más que el mismo silencio que me das ahora,
la misma imagen borroneada
en los sueños que fabrico para verte.

SONÁMBULO
6.Por tiempos no queda más que lo perdido.
Y esa es la única siembra.
La única cuenta en el banco.

BOSQUE
Nadie sabe cuál será el próximo peldaño.
Si hay mejor ambiente en los sótanos,
donde van a escorar los viejos muebles, 
los horribles maniquíes que ríen solos.

Hablamos cada vez más con aquel que nos habita.
Muy poco ya con la gente.
La gente que comienza a deshojarse
y a llenar el tiempo como un extraño resplandor. 

Gabriela Wiener (Lima, 1975)

Hago todo de puntillas              
como un animal tímido
uno de esos que bailan ballet en el bosque "... "
abro de puntillas la refrigeradora
bebo coca cola de la botella
los vasos hacen demasiado ruido

eructo para adentro
me acaricio las tetas
bajo mi dulce pijama de chiflada
y me siento Philip Seymour Hoffman.

El diablo sabe qué es esto
de susurrar al fantasma del columpio
de reír como Carson McCullers en las fotos
pero yo no apesto a alcohol
ni tengo blusas blancas
con cuellos bien planchados y gotitas de sangre

me siento ante esta misma pantalla
siempre busco lesbianas asiáticas
o besos larguísimos o tetas grandes bamboleándose
hoy descubrí que me gustaban los masajes

Vi uno en que una vieja señora tailandesa
masajea en silencio a una rubia silenciosa de Private
es por lo mismo
que me gusta hacerme la muerta
cuando tengo sexo      
siempre estoy de puntillas
como una mosca en la muñeca de mi hija.

Gabriela Wiener (Lima, 1975) es autora de 'Ejercicios para el endurecimiento del espíritu'

Gabriela Wiener - Lima

Pequeña hermana
          
"...Nuestros vestidos están esperándonos
Limpios y planchados sobre la cama
Tú bailas y yo te riego con la manguera
Sonríes dentro de mí
Como un sticker de estrella bajo el techo..."
    Gabriela Wiener (Lima, 1975)

Mi primera casa            

"... hay más dignidad en la pulcritud de estos lugares
donde te sientes vencida
...nuestro gato entró con un pichón en la boca
que no pensaba devorar
para ese momento habíamos entendido poco del juego
pero mucho de la muerte
el mar de madrugada
expulsando sus peores peces sobre
nosotros
cubriéndonos las orejas                
hoy el pichón ha volado lejos del juego y yo del agua."     

     Gabriela Wiener (Lima, 1975)

Vendaval

Hoy en medio de un viento
que se atreve a romper las casas y
las vidas de otros,

No pense que tambien yo me iba a romper 
en pequeños trozos para echarlos al mismo
viento violento que nos amenaza esta noche, noche que va desapareciendo como si huyera al igual que nosotros de esto,

La tempestad es tan impredecible como tu mente libre and wild
Aqui me encuentro viendo como la tormenta se lleva los pedazos de lo que me fue quedando. 

Quien soy ahora que las rafagas se apaciguaron y no han dejado nada tras de si, quisaz solo una mente transtornada de pensarte tanto.

Por Jill B.V.

lunes, 28 de marzo de 2016

Cesar Angulo -Costa Rica

Recuerdo de infancia

Mamá me vio llorar un día
y dijo que pronto se me pasaría
me limpió la cara
me abrazó

eso hago cada vez 
que me convierto en herida

la recuerdo
limpio mi cara 
y abrazo sus palabras

esto pronto pasará
quizá mañana
o en un año Mamá.


martes, 19 de enero de 2016

El día que murió Chaves

Me aparto el plato de la mesa y miro las noticias escéptica, me pasa un espasmo por la espalda, será posible?

-  Vení a ver niña - mamá como siempre haciendo aspavientos,  me levanto de la silla y la tele
 suena como sorda al final de la sala.

En lo que miro el noticiero me vienen en flashes cosas extrañas como en qué estaría pensando el difunto, es decir, 
con la rara conciencia de saberse en una platina metálica y un patólogo que lo examina, el llanto de las mujeres con velos en el salón contiguo.  Sin lugar a dudas esos lamentos erizan hasta  la piel sin vida de un muerto.

Y para terminar de hacer odioso el momento al difunto ni por su nombre le llaman, como si lo hubieran olvidado, ahora es solo el cuerpo y al cuerpo se le prepara como es debido, elegante y sin mancha que arruine su reputación del más digno presidente, luego sabe que va a deambular en un un carro maltrecho con vestigios de fineza, se angustia al pensar que ahora lo miran como un puñado de restos humanos, sin palabras que lo defiendan.

Así que sin mucho preámbulo el presidente se rebela y con un grupo de familiares y miles de fanáticos, bajo el sol más incesante, prefiere guiar él mismo a la comitiva y reflejar el último vestigio de poder.

Va a mil costos y a pie, porque usted sabe que los muertos no conducen.

Sin el rigor mortis de ayer, 
llegó hasta el hoyo donde se ahogará entre gerberas y clavelines.  Se acerca con miedo, preguntádose hacia donde se dirige un pecador como él,  si al Limbo de los creyentes como le enseñó su madre o al mismo infierno.

Se limpia el sudor de la frente, se persigna devotamente y en un lapso sordo se lanza con el pecho hinchado de orgullo...

Al dia siguiente salio en todos los diarios venezolanos la sorprendente noticia de como el coronel Hugo Chaves no quizo ser transportado en un carro funerario.

------------------------------------------
Inspirada en la muerte de Hugo Chaves ocurrida el 5 de marzo de 2013.

Por Jill B.V. 

sábado, 16 de enero de 2016

Victor Rodriguez -Cuba

Teologias

Creeme 
         Santo Tomás 
                     Dios no existe
Lo prueban el dolor y
                      sobre todo
las llagas de Jesus

(Grafitti
       —para ser
escrito sobre el muro enjalbegado
de la Calle Treintiseis
en la Gran Ciudad del Aguila Negra)
No creo en Dios
                pero Dios cree en mí.


El Último A La Feria

Sobre la mesa
            larga y amarilla
dice toda la casa seis
El tazón de café y los claveles.

Así lo dispusieron 
Doña Leo y Dios
           ese gran matrimonio
del que soy hijo único
sin ser ni posesivo ni malcriado

(El ha tenido
            todas mis plegarias
y ella le da palo a mis camisas
para enmendarme de los muchos pecados 
caso siempre mortales)

El café me hace
              sus señales de humo
Yo lo cubriré con esa crema
Hecha de insomnio
             que es su negación
Los claveles
        como decirles algo 
realmente digno sobre los claveles?
Sobre todo si están recién cortados
si yo los salvaré.

"Desayuno con ángeles"

--/--

domingo, 13 de diciembre de 2015

San José de noche hace 30 años

Ayer mataron a John Lenon,
las calles dormían con su música,
al ritmo de tipos con mostachos 
cayéndole a punta de estúpidos piropos
a alguna muchacha.

Más cerveza! Son las doce y el bartender 
limpia los vasos en la barra del bar,
ahi transitan las chicas con sus modas plásticas.

Hace sueño y mi madre no se cura
su maña de poner el
maldito noticiero a las 5 de la mañana,
     justo
       cuando yo me aferro en vano
         a mi cuarto oscuro y cálido.

En medio de la rutina del barrio,
la vecina siempre sale con un traje de
lentejuelas al calor del cénit
acompañada del ave maria de la radio. 

Los años jóvenes me caminan
en el san José de noche,
y yo vomito toda esta parodia,
me voy al colegio borracha de sueño
mientras recuerdo la voz del locutor insaciable
contando que hoy lloverá y
que en Colombia han matado
al mismísimo zar.

Por Jill B.V. 

miércoles, 20 de mayo de 2015

Roque Dalton

Poeta salvadoreño quien cumple 40 años de su muerte. Traicionado y asesinado por sus luchas contra el gobierno opresor. Aquí un estracto de uno de sus poemas. “Tu desnudez derriba con su calor los límites, me abre todas las puertas para que te adivine, me toma de la mano como a un niño perdido que en ti dejara quieta su edad y sus preguntas”

sábado, 9 de mayo de 2015

Errante

Hoy amanecí errante
ando dejando latidos
por las calles urbanas.

Voy también respirando
memorias de pájaros
en la ciudad que me canta
arrullos de guitarras.

Me detengo y ahí te encuentro 
estrella del Nacimiento,
que alumbra
mirando mis aves inquietas.

Yo sigo en la quietud
errante por callejones
junto con mi noche que transita.

Me voy sola y acarreando deidades,
pájaros, silencios oscuros
y sin la gente de siempre  
que me consuelen
y espanten al mismo tiempo.

Por Jill B.V. 

El turno de Los Dioses

No ha llegado el turno de mi abuelo

de componerle versos idos y extraños.


Él que tuvo dioses a medias,

luego lanzó un hechizo

y convirtió a los dioses

en hijos e hijas

perdidos entre pastos y ríos.


Doña Leticia se le murió

varios siglos atrás 

en medio de pupas de oruga.


Y de repente un día,

amaneció viejo y llorando.


Mientras tanto,

90 años no se sienten

si uno ya sepultó a fuerza su pasado. 

Por Jill B.V. 

Crujido

La abuela se convertia
en hada
o en pájaro.

Cuando yo estaba nena, ella
volaba con magia en los ojos.

Yo le pedia tres deseos
y el bosque crujia
y se desataba la tormenta electrica.

Luego crecí
y la abuela ya no era
ave ni podia pedirle deseos.

Descubrí en su lugar,
una anciana de ojos negros
que cuando levantaba sus brazos,
no volaba...

Tan solo se convirtió en anciana...
Y luego se fue. 

Creo que fui ahi
donde en realidad
alzó en vuelo.

 
Por Jill B.V.