viernes, 26 de julio de 2013

Roque Dalton -El Salvador-

 

(I)
Tú le diste un corazón de carne y sangre a la verdad
pero nos advertiste que funcionaba
como una bomba de tiempo
o como una manzana.
Que podría servir para volar la maquinaria del odio
pero que también se podría podrir.
(II)
¡Ay de los que creen que porque la verdad es concreta
ella es sólo como una piedra, como un bloque de hormigón
o un ladrillo!
Una bicicleta,
un jet,
una astronave,
son cosas concretas como la verdad.
Lo mismo que un rompecabezas.
Y un combate cuerpo a cuerpo.

De Un libro rojo para Lenin - Roque Dalton

No hay comentarios:

Publicar un comentario